4 Historias de Terror Cortas

Comparte

Un cazador se hallaba perdido en un inmenso bosque tras haber realizado una larga jornada de cacería como ésta oscureciendo empezó a avanzaren una única dirección para salir de aquel lugar y poder orientarse después de caminar un largo trecho divisó un camino de piedra que conducía hasta una pequeña cabaña.

Se dio cuenta que si seguía caminando caería la noche y el seguiría atrapado en el bosque por lo que decidió dirigirse a la vieja cabaña para ver si podría pasar ahí la noche al llegar a la puerta ésta se encontraba abierta el hombre procedió a entrar y tras una rápida inspección del interior se percató de que la cabaña estaba deshabitada así que decidió quedarse.

A la mañana siguiente explicarle al dueño de la estancia todo lo acontecido aquella noche al entrar en una de las habitaciones el hombre se estremeció y dejó escapar un pequeño suspiro ya que ésta se encontraba repleta de retratos muy raros y terroríficos con rostros de personas horrorosas cuyas expresiones se encontraban llenas de maldad y odio el cazador se acostó mirando a la pared para no ver las terroríficas caras de los retratos curiosamente el fondo de la mayoría de los retratos era igual a las afueras de la cabaña. Aunque esa noche le costó conciliar el sueño el hombre se despertó a la mañana siguiente cegado por una luz intensa que le daba justo en la cara abrió los cojos se dio la vuelta y entonces contempló con gran terror que los retratos que había visto la noche anterior habían desaparecido y que en su lugar sólo habían unas grandes y hermosas ventanas.

En la ciudad de Corona en el estado de California existió una vez un camino conocido como Lester road o el camino sin retorno como solía llamarle la mayoría de los lugareños en la actualidad el panorama de corona ha cambiado y dicho camino ya no existe sin embargo hace años. Lester road era un camino sin iluminación por el que algunas personas transitaban sobre todo por la noche pero que al cabo de varios meses y luego de una exhaustiva búsqueda estas personas no volvían a ser vista de nuevo se dice que en algún punto del camino se hallaba siempre una densa niebla de la que muchos advertían que no se debía atravesar puesto que si lo hacías jamás podría regresar y desaparecías sin dejar rastro alguno.

Una noche al igual que muchos adolescentes de mi edad me dirigí hasta esa misteriosa ruta de la que todos hablaban llegué hasta un gran trecho del camino cubierto por una densa niebla donde se podía ver que el camino continúa más adelante sin embargo, el miedo se apoderó de mí y rápidamente me di la vuelta porque pensé que si seguía por aquel camino nunca podría volver de nuevo la leyenda se volvió tan popular que hasta la policía intervino con el fin de realizar una investigación sobre aquel misterioso caso muchos policías condujeron hacia la zona para zanjar aquel asunto de una vez por todas y ponerle fin a este caso tan enigmático pero al llegar a que el punto en el que todos afirmaban que habían ocurrido las desapariciones la densa niebla ya no estaba esta se habia disipado por completo y en su lugar sólo había un barranco de gran profundidad por el que se podían divisar una gran cantidad de coches completamente oxidados y en cuyo interior todavía se hallaban los cadáveres de las personas desaparecidas en un estado avanzado de descomposición luego de la segunda guerra mundial berlín.

Se encontraba en una situación muy precaria el dinero y los suministros eran escasos y las hambrunas eran terribles puesto que las secuelas de la guerra se hicieron visibles durante varios años en esa época la gente relataba la historia de una joven la cual iba caminando a través de una gran multitud cuando se encontró con un hombre aparentemente ciego yo le había pedido que se acercara los dos comenzaron a hablar y el hombre le pidió un favor podría usted entregar esta carta a la dirección en el sobre, a lo que la joven accedió ya que la dirección se encontraba a poca distancia del lugar al que se dirigía ella se dispuso entregar la carta cuando se dio la vuelta para ver si había algo más que el ciego necesitara pero este último corría entre la multitud sin sus gafas de sol y sin su bastón lógicamente ella comenzó a sospechar de tal comportamiento así que decidió contactar con la policía cuando la policía realizó una visita a la direccion en el sobre hicieron un macabro hallazgo tres carniceros habían estado procesando y vendiendo carne humana la policía encontró varios cadáveres de personas desaparecidas que simplemente se habían dado por muertas y te estarás preguntando que había en el sobre que el hombre ciego le dio a la mujer, simplemente una nota que decía ésta será la última que voy a enviarte ¿por qué lo haces? no sabes por qué pero lo haces te aseguras de que las ventanas esten bien cerradas revisas al otro lado de la puerta y dentro de tu armario incluso miras debajo de tu cama antes de acostarte ¿por qué haces esto? acaso guiñar la cortina del baño y ver que no hay absolutamente nada te hace sentir seguro acaso inspeccionar la zona en la que te encuentras tluego de escuchar una historia de terror te tranquiliza pues creo que no deberías hacerlo porque en el momento en que tú has visto yo ya me he ocultado


Comparte